¡Podemos ayudarte!

959104311 Llámanos

GESTIÓN AMISTOSA

Fase donde se realiza un análisis individualizado de cada deuda con una negociación de la misma, seguimiento y cierre de los acuerdos de pagos.

Sistema convencional de gestión de cobro. Análisis exhaustivo y personal de cada expediente.

Negociación de la deuda a través de un gestor profesional con el deudor con experiencia en técnicas de gestión de cobro, y utilizando un vocabulario adecuado y una actuación profesional de la gestión por lo que el cliente nunca se verá perjudicado.

Visitas presenciales a domicilio del deudor, previamente localizado por Gescodev en caso de ser necesario, donde realizar gestión de cobro in-situ.

Ventajas de la gestión amistosa:

Gestión profesional y seguimiento constante y personalizado de cada expediente.

Agotamiento de todas las vías de recobro de la deuda, incluyendo el envío de cartas y la visita al deudor.

Gestión de cobro continuada para no romper el enlace con el responsable de la deuda.

Dar en todo momento información puntual al cliente a la vez que obtener información del mismo y sus circunstancias.

Asesorar al deudor con disposición de pago a ver posibilidad de buscar otras fórmulas para liquidar la deuda, vía financiación a través de otras entidades financieras.

Venta del crédito a terceros con el objeto de dar solución inmediata al problema de nuestro cliente.

Evitación de costes y largos procesos judiciales



PREJUDICIAL

Análisis de solvencia registral y preparación documental para llevar el expediente a una vía judicial, en aquellas deudas que por tipo de riesgo o importe lo aconsejen y sea autorizada por el cliente.

Paralelamente a la preparación documental necesaria para el litigio, se continuará la gestión amistosa a fin de evitar la vía judicial.



CONTENCIOSO

Decidido por el cliente el inicio de la vía judicial, GESCODEV S.L. cuenta con un amplio equipo de letrados y procuradores, con amplia experiencia en todo tipo de procedimientos judiciales en cualquier orden jurisdiccional, acomodando el mismo a las necesidades y estrategias consensuadas.

Durante la tramitación de los procedimientos los clientes estarán puntualmente informados, hasta la conclusión de todas las fases, tanto declarativas como ejecutivas, así como de los resultados de los mismos.

Como se ha dicho durante la tramitación de los procedimientos y a fin de acortar los plazos de recobro, se mantendrá activa la vía amistosa, pretendiéndose siempre conseguir una rápida y eficaz solución.



FALLIDOS

Aquellos expedientes en que su gestión ha demostrado insolvencia o que el proceso contencioso no ha dado los resultados deseados, desembocan en la fase de fallidos.

Obtención de nueva información para volver a reclamar la regularización de la deuda, iniciar o reactiva la reclamación judicial.

Localización del contacto y negociación de la deuda con los deudores.

No se interrumpe la gestión de cobro sobre el deudor.

Se explotan nuevas vías de cobro, ya que la capacidad de pago del deudor cambia a lo largo del tiempo.

Fase que juega un papel importante para el cliente, por lo que respecta a mantener el contacto vivo con el deudor a lo largo del tiempo y trasladar al mismo que la deuda sigue vigente y pendiente hasta su devolución definitiva.